Noche

Revista con la A

Mujeres solteras en cerme

Observan la escena como testigos ciegos y mudos los restos de decenas de columnas de una mezquita que nunca llegó a acabarse. Algunas parejas se dan la mano, otras conversan en los bancos protegidos por la vegetación, comparten auriculares del MP3 o se asoman entre tímidos arrumacos a la desembocadura del río Bou Regreg. Pero no son ellos los que obligan a mantenerse en alerta permanente a los guardianes de la moral que revolotean atentos escudriñando cuanto ocurre. Como ocurría con asiduidad en la España de Franco, los marroquíes necesitan certificar su matrimonio si quieren acceder a una habitación de hotel. En cuanto al sexo en casa, el estudio realizado a mediados los años 90 por el profesor Abdessamad Dialmy es elocuente para conocer algunas de las dificultades que deben afrontar los marroquíes. Muchos jóvenes acuden hoy a sus citas tras encontrarse en unforo de internet o después de haber contactado a través de sus móviles. Las cosas son, sin embargo, muy distintas a como las pintan las apariencias o a como las pintaban hasta hace pocos años.

Sobrescribir enlaces de ayuda a la navegación

Por su mirada. Es la mirada de alguien que ha llevado sobre sus hombros, durante 9 meses, el peso del abandono, de la soledad, del rechazo, de la culpa. Sobre todo de la culpa.

Twitter M'Sur

Zoubida Boughaba, activista y mediadora intercultural marroquí. Foto de César López de imagenenacción. Por un lado, la religión impide que se cuestionen los estamentos sociales y legales establecidos, porque se interpreta como un cuestionamiento religioso. En levante sentido, cabe recordar que la Estrategia Mundial de la Salud reconoce que los derechos sexuales son derechos humanos e incluyen el derecho de todas las personas a una sexualidad libre de coerción, discriminación y violencia. Poco que no se cumple en el caso de las mujeres marroquíes y a lo que se unen el difícil acceso a información y métodos anticonceptivos, una planificación familiar dirigida a aumentar los embarazos pero no a su prevención, y la prohibición above-board del aborto, que las obliga a su realización de forma clandestina y peligrosa para su salud y sus vidas. En el caso de la población migrante, la sensibilización se realiza a través de talleres donde se potencia un concepto de sexualidad salubre y positiva, y se fomentan actitudes respetuosas y orientadas a la libre toma de decisiones, facilitando herramientas y conocimientos que les permitan vivir su sexualidad de forma plena y satisfactoria, con conductas responsables y libres de riesgo. En el caso de las y los profesionalesa través de cursos donde se comparten herramientas para apechugar la complejidad que entraña la sexualidad humana y las diferentes sexualidades atendiendo las especificidades culturales y el género. A esto se suman jornadas de sensibilización anuales para abordar cuestiones específicas de interés general para la ascenso de la salud sexual en nuestro país. En esta labor de sensibilización, UNAF incorpora a mediadoras y mediadores interculturalesque juegan un papel fundamental al ofrecer las claves culturales necesarias para acercarse a la población migrante y empatizar con su realidad.

63646566676869