Veladas

Venta de bragas usadas ingresos extra gracias al fetichismo

Conocer chicos en 29359

E n alguna ocasión ya os he hablado del fetichismo sexual o fetichismo erótico, una fijación sexual en un objeto no viviente o una parte del cuerpo no genital. El objeto de interés se llama fetiche y la persona que tiene un fetiche por ese objeto sería un fetichista. El pasado 17 de enero se celebró El Día Internacional del Fetiche, una celebración anual dedicada a apoyar al BDSM y a la comunidad fetiche, esta fiesta se celebra el tercer viernes de enero y es originaria del Reino Unido. Ya os la podéis apuntar en vuestro calendario para el año que viene.

RECENT POST

Los compradores de estas prendas femeninas usadas son en su mayoría hombres que tienen estas prendas como fetiche. Eso sí, quieren que hayan sido utilizadas por la vendedora y, muy importante, que se las envíen sin asear. Se trata de un negocio en el que se invierte poco y se gana mucho. Basta con que la vendedora acuda a alguna de los cientos de tiendas en la que se puede encontrar una calzón o un tanga por 5 euros, o en mercadillos de hasta 50 céntimos de euro, usarlas y ponerlas a la venta en internet. Las prendas pueden alcanzar precios desde 15 a los 70 euros, aproximadamente. Guillermina Torresi escribió en Código Nuevo que intentó probar suerte en este mundillo cuando se dio cuenta que sus ingresos no le alcanzaban ni para pagar la calefacción en invierno. Lo hizo después de que una amiga se lo recomendó.

Motivos de la importancia de la ropa interior en el sexo

AnubhabRoy iStock. Y el fetichismo es generosamente poderoso en Internet: resulta posible acertar cualquier tipo de objeto, esté relacionado o no con el terreno venéreo. Incluso con portales que se dedican a la compraventa de estos objetos, como es el caso de Panty.

Navegación de entradas

Fetichismo: desviación sexual que consiste en anclar alguna parte del cuerpo humano o alguna prenda relacionada con él como objeto de la excitación y el deseo. Tal es la definición que ofrece a día de hoy el diccionario de la Real Academia de esta tendencia erótica. El doctor Stephen Snyder asegura que al contrario de lo que cree la mayoría, adeudar un fetiche no tiene nada de extraño o extravagante y es poco que ni debería avergonzar a nada ni se tendría que mantener oculto en la pareja.

198199200201202203204